martes, 27 de enero de 2009

ALMA PERDIDA...

Desolación…
Calíope ha muerto en el seno de su amargura,
Esperando el reencuentro
Con la bella canción,
De su inaudible corazón…
El grito se ahoga en un rumor de promesas…
Su esperanza,
La vía más próxima…
El recuerdo,
El albor del azar que se ríe cansino,
Por el júbilo hurtado…
Su trasegar se detiene,
En un halo de paz y harmonía,
Intentando buscar en la ironía,
Aquello…¿Qué no volverá?
Sigo su camino,
Su trasegar se detiene…
Hay que pensar…
Observa sus manos,
Encontrando
la tranquilidad mortal de su nada…
Respira por sus hondas heridas,
El veneno dulce de la melancolía…
El falso consuelo,
Cubre sus llagas,
Postergando el momento de obscuridad…
Y muere l-e-n..ta-m-e-n…t…e…
En su último suspiro,
Acalla su mente,
Abre su corazón,
Y con un gemido mudo,
Pronuncia…
El nombre de su único amor,
La causante de su desolación…
LA PRINCESA DE GREDA...es el amor…

1 comentario:

Yinna Rincón dijo...

M...e...g...u...s...t...a...